Skip to content

La estrategia de la cucaracha (2)

 cucaracha2

En el mundo actual, la información es uno de los elementos más valiosos para tomar decisiones de negocios: estudios de mercados, encuestas de satisfacción y mistery shopper son algunas herramientas, aunque sólo algunos pueden costearlas para desarrollar una adecuada estrategia. Nuevamente la cucategia pretende dar una solución.

Por Diego Pasjalidis – Experto en Estrategias & Innovación, Fundador de INSPIRATIVA.COM

Aunque la mayoría de los empresarios se definan como buenos en lo que hacen, e incluso muchos se vean tentados a decir que son mejores que la competencia, no logran captar a todos los clientes que desean. Y eso habla de que algo están omitiendo.

En el caso de emprendedores y empresarios PyME, muchas veces transitan a ciegas tratando de entender a su actual y potencial consumidor: ¿qué valoran, cómo eligen y por qué no nos eligen? Con pocos recursos para contratar costosos estudios de mercado, con poca información (o acotada) obtenible en Cámaras, Asociaciones Profesionales o entidades de Gobierno, los negocios parecen ir avanzando a la deriva, sin forma de medir y controlar su evolución.

Nuevamente, como vimos en otro artículo, la cucaracha nos puede mostrar un camino diferente. Una solución que propone la “cucategia” es aprender de la información arrojada a la basura, de forma gratuita y desinteresada, por el grupo de consumidor objeto de nuestro estudio.

El estudio de la basura, una técnica utilizada para medir el comportamiento y cambio de hábitos en las sociedades, es un elemento que los emprendedores y empresarios pueden aprovechar para entender algo de la conducta de sus actuales o potenciales consumidores.

 

Basurología: algo de historia

En 1973, el Dr William Rathje desarrolló el Proyecto Basura en Tucson, Arizona. Rathje, junto a un equipo de la Universidad de Tucson, comenzaron a realizar estudios de la basura de los estudiantes, a efectos de identificar patrones de consumo.

La información obtenida en los recipientes de residuos era comparada con la información proveniente de encuestas realizadas a los estudiantes. Como resultado de ello, se evidenció que la información que los consumidores brindaron en las diferentes encuestas y estudios sobre consumos no siempre coincidía con lo que sus residuos indicaban.

Un ejemplo llamativo fue que se comprobó que el consumo de alcohol era significativamente superior a lo que los estudiantes informaban.

Este estudio se difundió en todo el mundo, pero no por ello es de conocimiento masivo y accesible para los emprendedores y pequeños empresarios.

Siguiendo a las cucarachas

El estudio de la basura debe realizarse tomando todas las precauciones de higiene y seguridad. Aunque muchas veces se puede criticar el grado de invasión a la privacidad, la basura está allí, descartada y a la espera de ser despachada a su destino.

Muchos Gobiernos obtienen información estadística a partir de la composición de los residuos, no sólo sobre parámetros de consumo propiamente dicho, sino sobre tendencias en el uso de determinados materiales y el impacto que estos tendrán en el entorno según su distinto nivel de degradación.

Dentro de la basura se encuentran marcas, envases, preferencias. Se puede inferir la cantidad de personas que habitan, su género y edad, y su salud. Incluso muchos ciudadanos descuidados arrojan facturas de compra, resúmenes de tarjeta de crédito, información sensible y personal que puede ser aprovechada para fines estadísticos, con suerte.

¿En qué zona no encuentro ningún desecho de mi producto? ¿Existe alguna correlación entre el uso de mi producto y las gaseosas light? ¿En cuánto impacta el precio de mi producto en el consumo real de una familia, perteneciente a una determinada zona?

Será cuestión de aliarse con algún reciclador o recolector urbano, y sumarlo a un nuevo desafío.

La basura de nuestros hogares, empresas e incluso el recipiente que se encuentra al lado de mi escritorio habla mucho sobre cada uno de nosotros. Es como tener el diario íntimo del consumo, abierto para quien quiera leerlo.

ESTRATEGIA DE LA CUCARACHA I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: