Skip to content

La discapacidad no existe

 

La Real Academia define DISCAPACIDAD como la “cualidad de una persona que tiene impedida o entorpecida alguna de las actividades cotidianas consideradas normales, por alteración de sus funciones intelectuales o físicas”. Ahora bien ¿qué es “normal” para la Real Academia? ¿Quién es lo suficiente y completamente “normal” para diferencias lo que es “normal” de lo que no lo es?

Por Diego Pasjalidis (@diegopasjalidis) – experto en estrategias e innovación, fundador de inspirativa.com

“Normal” es definido por la RAE como “dicho de una cosa que se halla en su estado natural; que sirve de norma o regla; o dicho de una cosa que, por su naturaleza, forma o magnitud, se ajusta a ciertas normas fijadas de antemano”

En todas sus definiciones, lo último que la innovación busca es la normalidad, y aquí encontramos la explicación del por qué la discapacidad no existe bajo la lente de la innovación.

 

Personas, emprendimientos y empresas

Todos, absolutamente todos, carecemos de alguna habilidad, capacidad o conocimiento para hacer algo. De hecho, nuestra mayor o menor capacidad (o discapacidad) la establece el entorno en donde nos desenvolvemos.

Superman tiene super-poderes en la tierra; pero en Krypton sería una persona normal y, seguramente, en un planeta formado de kryptonita se convertiría en un discapacitado.

El ejemplo anterior puede sonar infantil, pero evidencia que todos simplemente “somos”, mientras que las cualidades superiores, normales o inferiores surgen a partir de las características y exigencias del entorno que nos rodea.

Lo mismo ocurre en el mundo de los negocios. A modo de simplificar, un emprendimiento o empresa posee recursos, capacidades y habilidades (lo que tiene) y aspira a alcanzar un objetivo o visión (lo que desea). Así, el emprendedor puede optar por plantear dos escenarios:

a. En base a lo que quiere lograr, qué es lo que necesita para hacerlo, o

b. En base a lo que tiene, qué es lo que puede lograr

El punto “a” se resuelve desarrollando capacidades, habilidades o recursos; pero es el punto “b” el que me interesa desarrollar en este articulo.

 

Qué es lo que puedo hacer con lo que tengo

Discapacidad parece implicar falta o carencia; pero lo cierto es que no existe carencia si planteamos adecuadamente nuestro objetivo.

Por ejemplo, una persona ciega desarrolla fuertemente sus otros sentidos. Uno de los que se potencia es la audición, la escucha activa, detallada y atenta.

A diario escuchamos la radio, y nos entretiene (además de la música) los conductores o locutores que allí trabajan. Todos ellos pueden ser perfectamente ciegos, y nosotros no lo sabríamos. Es más, en negocios como la radio, la atención telefónica o supervisión de servicios de call centers, música, stand up, entre otras, una persona ciega no solo puede desenvolverse con “normalidad” sino que tendría “super poderes” que los diferenciarían de aquellos que pueden ver, por el grado de detalle y atención que ha desarrollado para balancear su aparente discapacidad.

Los sordos, por su parte, pueden destacarse en todo lo que se refiere a control de calidad o ensamble, poesía, periodismo escrito, interpretación de lenguaje no verbal, gestión de redes sociales, etc. ¿Por qué? Porque sus súper poderes se enfocan a prestar atención visual a cada detalle del mundo que los rodea. Este blog puede estar escrito íntegramente por un sordo, y ustedes jamás hubieran notado mi discapacidad, ¿no es cierto?

Así, todo lo que –en apariencia- era una falta, se convierte en una fortaleza si sabemos elegir adecuadamente el entorno. Y esto también es innovación.

 

Mundo emprendedor

Cuando hablamos de innovación, no necesitamos ideas tremendamente diferentes, ni siquiera grandes inversiones. A veces, la realidad hace que nos topemos con casos en donde hasta desarrollar algo diferente o de calidad es imposible para un emprendedor que desea competir con otros que lo superan.

Nuevamente, la debilidad se puede convertir en fortaleza si sabemos identificar un mercado o canal apropiado. Por ejemplo, vender medias (calcetines) de mala calidad puede hacer que un emprendedor fracase, pero ¿si las vende en kioscos de barrio para casos de emergencia? ¿Si las ofrece en zonas que se inundan o llenan de barro tras la lluvia? ¿si las ofrece en kit para campamentos o viajes de aventura?

Cuando no podemos cambiar alguna debilidad de nuestros recursos y capacidades, podemos elegir el lugar para que ellas se conviertan en fortalezas (por algo Superman eligió la tierra!).

Todos nacemos con 100% de talentos: algunos o tienen dividido en varias capacidades o habilidades; mientras otros lo tienen concentrado en algunas de ellas. Lo único que debemos hacer es inspirarnos, e innovar.

luzalfinaldeltunel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: