Skip to content

Experiencia emprendedora by Queen

¿Cuan idéntica o diferente es la experiencia emprendedora? ¿Vale la pena emprender?

Por Diego Pasjalidis, autor del libro “Inspiración Extrema”, experto en estrategias e innovación.

 

Estamos en épocas en donde prácticamente cualquiera está en condiciones de subirse a un escenario  a dar consejos, experiencias positivas o hablar de sus fracasos.

Cientos o miles de emprendedores deseosos de conocer el secreto para desarrollar su negocio, entender cómo otros han superado lo que ellos están viviendo o simplemente hacerse de conceptos para mantenerse actualizados.

La experiencia emprendedora es tan personal como general, ambas a la vez. Lo personal se asocia a cómo la interpreta o experimenta cada uno de nosotros en base a nuestros conocimientos, cultura, historia y paradigmas. Pero, a su vez, es general porque todos pasamos por lo mismo.

Nada mejor que citar un tema de los no tan populares de la mítica band Queen, en donde se evidencia el camino emprendedor para esta banda, tan personal pero – a la vez – tan representativa de lo que nos ocurre a todos: valores, dificultades, problemas, vicios, aprendizaje, reconocer lo importante de lo superficial, anhelos, pasiones… ¿Valdrá la pena emprender?, yo creo que la respuesta es siempre sí.

 

¿VALIÓ LA PENA?

(Queen: BRIAN HAROLD MAY, FREDDIE MERCURY,JOHN RICHARD DEACON,ROGER MEDDOWS TAYLOR)

¿Qué me queda por hacer en esta vida? ¿Logré todo lo que me había propuesto? ¿soy un hombre feliz, o estoy sobre arenas movedizas? ¿Valió la pena?

Sí: escuchen mi historia, déjenme contarles. Nos compramos una batería, yo tocaba mi propia trompeta. Tocábamos en el circuito, nos creíamos perfectos.

¿Valió la pena entregar mi corazón y mi alma y quedarme despierto toda la noche?

¿Valió la pena? Vivir respirando rock and roll, una vida abandonada por Dios, ¿valió la pena? ¿Todos estos años?

Poner todo nuestro dinero sin contar los gastos. No importaba si ganábamos o si perdíamos. Sí, fuimos viciosos, Sí, podíamos matar. Sí, teníamos hambre, sí teníamos brillo

Servimos a un propósito, como un circo sangriento. Fuimos tan finos, te amamos con locura. ¿Valió la pena?

¿Y ahora que se acabó el alboroto? Fuimos a Bali, vimos a Dios y a Dali, tan místicos, surrealistas.

¿Valió la pena entregar mi corazón y mi alma y quedarme despierto toda la noche? ¿valió la pena? Vivir respirando rock and roll, esta lucha sin final… Sí, fue una experiencia provechosa. Valió la pena!

 

Con esta excusa, pueden escuchar el tema en este link para inspirarse y encontrar el próximo emprendimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: