El peso del dólar: 4 historias para aprender a manejar tus finanzas

¿Conviene ahorrar en dólares o en pesos? ¿Va a subir? ¿Y si baja? ¿A qué precio compro? ¿Es un buen momento? ¿Qué riesgo tiene?

Por Lucas Navas*

Todas estas preguntas escucho diariamente de parte de amigos, familiares, conocidos, personas que desean proteger los pocos ahorros que generan en un contexto tan difícil como el que se nos presenta, personas que ven el noticiero, leen el diario o entran a redes sociales y se preocupan al ver en las noticias las cotizaciones sin entender por qué aumenta, porque disminuye porque es tan inestable, personas que no entienden de forma tan sencilla cuando escuchan a un economista hablar de devaluación, inflación, deuda, personas que no tienen tiempo de aprender, que lo ven muy difícil para ellos o que simplemente no les interesa interiorizarse en el tema y solo buscan proteger su dinero, su ahorro.

Este articulo va dirigido a esas personas que hago referencia, para aquella que está ahorrando para cambiar el auto a futuro, para aquella que está juntando dinero para ampliar su casa, para aquel padre/madre que con mucho esfuerzo ahorra mes a mes para poder festejar el cumpleaños de 15 de la hija, para esa parejita que sueña con irse de vacaciones o aquel abuelo/a que desea dejar algo el día de mañana a sus nietos, podría dar mil ejemplos, podría plantear mil situaciones, en todas se repite el mismo fin, proteger el dinero, y para eso estas leyendo esto, para eso redacto este artículo, para ayudarte y colaborar con tu fin, con nuestro fin.

Para que rápidamente tengas respuesta a tus dudas, te digo que sí, conviene ahorrar en dólares en comparación al peso argentino, es importante aclarar que ahorrar en dólares no es una inversión sino una protección, es un error común que la gente crea que comprando dólares está invirtiendo. Para ser más claro definamos la conocida palabra “inversión”: es una actividad que consiste en dedicar recursos con el objetivo de obtener un beneficio de cualquier tipo; posiblemente no hayas entendido del todo esta definición, bueno la explico de la forma más sencilla posible, básicamente es hacer el gasto de dinero en algo que con el tiempo nos devuelva mayor dinero que el gastado. Aquella persona que tiene conocimientos de economía estará leyendo esto y diciendo que convienen otras opciones, que debemos comparar con plazo fijo, con fondos comunes de inversión, invertir en bonos o meternos en el boom del momento, las famosas “criptomonedas”, y ¿tienen razón? Probablemente sí, hay un sinfín de opciones para invertir, pero recordemos a quien apunta este articulo y nuestro objetivo, proteger los ahorros de la manera más sencilla posible.

Vamos a arrancar con los ejemplos como dicen las películas de terror “basado en hechos reales” de conocidos para que puedan entender de manera rápida y sumamente sencilla.

Juan y Marcelo

Arrancamos con una comparación entre dos personas (Juan y Marcelo) que por reducción de personal perdieron su trabajo, ambos recibieron la misma cantidad de dinero como indemnización hace un año $1000000 de pesos. Juan decidió guardar bajo el colchón el dinero recibido, mientras que Marcelo cambio ese monto a dólares, que si dividimos por la cotización de ese momento 1 USD = $137 le entregaron un total de 7300 USD. Hoy nos encontramos con que Juan y Marcelo consiguieron trabajo, pudieron estabilizarse económicamente y decidieron cambiar su vehículo utilizando la indemnización recibida hace un año:

Juan sigue contando con $1000000, lamentablemente debido a la devaluación constante (Devaluación: es la pérdida de valor de una moneda con respecto a otra) que sufre el peso argentino no puede comprar el mismo vehículo que compraba con ese monto hace un año atrás, mientras que Marcelo ahora debe multiplicar los 7300 USD guardados por la cotización actual ($181) para saber cuántos pesos argentinos tiene, lo cual da como resultado que Marcelo hoy tiene $1.321.300 es decir $321300 más que Juan, ¿esto significa que Marcelo gano? La verdad es que no, Marcelo no perdió que es muy distinto o perdió menos que Juan ya que debemos tener en cuenta una palabra muy conocida por los Argentinos, la “inflación”(Inflación: La inflación es un aumento generalizado en los precios de los bienes y servicios de una economía durante un periodo de tiempo) para saber si efectivamente no perdió, perdió poco o talvez gano, pero entraríamos en otra comparación la cual sería si la inflación supero el aumento del dólar aunque no estamos acá para eso, no vamos a complicar algo que viene siendo sencillo, estamos para demostrar que ahorrando en dólares Marcelo tuvo mucho mejor resultado que Juan quien ahorro en pesos argentinos.

El abuelo de Laura

Esta historia de una amiga, más precisamente de su abuelo quien tenía 2 propiedades a su nombre y decidió venderlas para repartir el dinero entre 6 nietos. Las dos casas se pusieron en venta el mismo día mediante inmobiliaria, una fue vendida al mes y recibió pesos a cambio de la propiedad los cuales guardo en el banco para mayor seguridad.

Pasaron 6 meses para que se vendiera la otra casa, la cual tenía un valor similar a la anterior cuando se publicaron, pero al momento de venderse dicho valor había aumentado casi un 100%. El abuelo no podía entender porque ocurría esto y lo que más le costaba entender es que con el dinero que tenía en el banco ya no podía comprar la casa que había vendido 6 meses atrás. A la hora de vender la segunda casa cambio el dinero recibido por dólares el mismo día, y al cabo de un tiempo se dio cuenta que con los pesos recibidos de la primer propiedad ya no compraba ni un cuarto de la misma, pero con los dólares provenientes de la segunda casa en venta podía comprar el 100% de la propiedad, es decir con sus ahorros en pesos perdió, producto de la devaluación e inflación constante del país, pero con sus ahorros en dólares cumplió con el objetivo de protección. Gran aprendizaje para el abuelo y gran noticia para sus nietos quienes recibirán el regalo.

El viaje de tus sueños

Esta historia hace referencia a dos parejas conocidas, que decidieron planificar juntos un viaje al exterior, más precisamente Punta cana, ¿qué lugar no? Tenemos que admitir que algo de envidia sana le tenemos a los chicos. Una de las parejas decidió ahorrar en dólares, llegando al año con 3000 USD que era el precio del viaje en ese momento, la otra pareja ahorro en pesos y llego a $220000 que era el precio en pesos para ese momento. De público conocimiento es la pandemia que atravesamos y las consecuencias que trajo, entre ellas el cierre de fronteras en un lapso de tiempo, lo cual postergo el viaje de los chicos quienes no quisieron pagar ni reservar nada por las dudas ya que el contexto era de pura incertidumbre. Una vez que nos reencontramos con una cierta “normalidad” retomaron la idea del viaje y se llevaron una sorpresa. El viaje seguía saliendo 3000 USD, pero el peso argentino ya no valía lo mismo, y el viaje en pesos salía $460000 es decir que aquella pareja que decidió dejar sus ahorros en pesos no podía comprar ni siquiera el viaje para uno solo. Estamos ante otro claro ejemplo de que ahorrando en dólares no se ganó, pero si se aplicó el concepto de protección, ¿se acuerdan de nuestro objetivo? Una de esas parejas lo consiguió, la otra lamentablemente perdió y mucho.

El sueño del pibe

Esta es la última historia y es de alguien muy cercano a mí. En este ejemplo se las voy a complicar un poquito, ya que los 3 anteriores fueron muy sencillos y estoy seguro de que han entendido a la perfección hasta el momento. Este chico tenía un objetivo muy marcado, el cual era cambiar el auto. A priori suena como algo de todos los días, constantemente las personas cambian su vehículo, pero para esta persona era algo especial, era demostrarse a el mismo que podía, era demostrarse que “todo esfuerzo tiene su recompensa”. Para esto debía encontrar la vuelta al ahorro porque si no era imposible, es por esto que comenzó a ahorrar en dólares, mes a mes compraba lo que podía, a veces más, a veces menos pero siempre sumaba, el importe cada mes era un poquito más grande, cada mes más cerca del objetivo.

Ahora estén atentos porque se complica un poco, llega abril del 2020 y este chico multiplicaba sus ahorros en dólares por la cotización de ese momento que era aproximadamente $80 por dólar, ya estaba en condiciones de cambiar el auto por algo un poco más nuevo. Pero al cabo de 1 mes, la cotización del dólar llego a $139 por dólar, esto posiblemente solo pasa en Argentina y a veces hasta en los peores escenarios se presentan buenas oportunidades y esta fue una. Vamos a dar un ejemplo de cómo cambio su ahorro en un mes con un numero ficticio:

Abril: 3000 USD por $80= $240000

Mayo: 3000 USD por $139= $417000

Este chico tenía $177000 más sin hacer nada. En estos escenarios de tanta volatilidad las personas que tienen bienes en venta muchas veces prefieren guardarlas un tiempo, hasta que vuelva una cierta estabilidad, pero hay muchas otras que no y ahí es donde esta persona vio la oportunidad, estaba en condiciones de comprar un auto $177000 más caro de lo que tenía pensado cosa que hubiese sido imposible si los ahorros eran en pesos. Un ejemplo más de que el ahorrar en dólares siempre va a ser beneficioso en comparación con el peso argentino.

¿Se acuerdan que les comenté que este chico era muy cercano a mí? Bueno era más que cercano, esa persona soy yo, quien por suerte cumplió su sueño y muchos cuando les comenté como había comprado el auto no podían entender del todo que había ocurrido. Algunos de ustedes afirmaran que los precios terminan siendo afectados por el dólar y el auto en pesos también aumenta, pues están en lo cierto, pero en esos picos y movimientos bruscos que suele dar el dólar, el impacto en algunos bienes llegan al tiempo, a los días, a la semana. En mi caso cerré la compra el mismo día que subió y el precio del auto seguía en pesos al mismo valor. ¿Soy un gran inversor? ¿puedo dar consejos de inversión con esa experiencia? La verdad es que no, me encuentro muy lejos de eso, no tengo los conocimientos ni la experiencia que dan los años de vida, pero les cuento otro ejemplo, mi ejemplo para demostrar una vez mas que conviene el ahorro en dólares.

Me encantaría decirles que esto es seguro y que no corren ningún riesgo, pero bueno creo que no hace falta recordar el país en el vivimos donde reina la incertidumbre, la inestabilidad y constantes problemas económicos por lo tanto ni el más experto sabe con certeza que nos espera a futuro. Al menos espero ayudarlos con este artículo, con que lo hayan leído y les genere ganas de entender un poco más, de aprender o investigar sobre el tema mi objetivo estará cumplido, si ponen en práctica lo leído y les da buenos resultados no solo estará alcanzado mi objetivo, el de ustedes también.

Espero haber sido simple y haber explicado sin problemas cual es EL PESO DEL DÓLAR.

*Lucas Navas es Licenciado en Administración de Empresas, Técnico en Comercio Exterior.

Los comentarios están cerrados.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: