Skip to content

ARGENTINA DECIME QUE SE SIENTE…

 

 

Por Diego Pasjalidis (@diegopasjalidis) – Experto en Estrategias e Innovación, Fundador de inspirativa.com

 

Sin dudas el campeonato mundial nos inspira a unirnos, a alentar, a festejar… Pero hay algo que me viene haciendo ruido desde que la escuché la primera vez, la ya popular canción “Brasil decime qué se siente”

A quienes, como yo, no conocían la letra más allá de algunas palabras, se las comparto:

 

Brasil, decime qué se siente, tener en casa a tu papá.

Te juro que aunque pasen los años, nunca nos vamos a olvidar…

Que el Diego te gambeteó, que Cani te vacunó, que estás llorando desde Italia hasta hoy.

A Messi lo vas a ver, la Copa nos va a traer, Maradona es más grande que Pelé…

¿La felicidad es comparativa?

Ser feliz es un estado del ser, independientemente de lo que tengamos o no. Tampoco podemos ser felices solo por el hecho de rodearnos de infelices.

El futbol mueve pasiones, sin dudas. Podemos alentar a nuestro equipo de las formas más diversas; pero el cántico que suena hoy a cada momento (incluso por niños) nos habla de valores muy diferentes a los que esperamos como sociedad.

La soberbia argentina parece quedar expresada ya desde el primer párrafo. Parece que nuestra razón de ser pasa por ser superior a alguien que elegimos como contrincante, desconociendo que el fútbol es un espacio de unión y pasión.

Aprendamos de los jugadores, de su saludo antes y después del encuentro. Aprendamos de los valores del rugby que no acepta la agresión porque, definitivamente, no somos enemigos.

Revolver el pasado para reírnos de hechos puntuales, tampoco tiene sentido. “Argentina” no existe, no es algo estático, es algo que cambia con el tiempo. Lo mismo ocurre con los equipos de futbol ¿de qué sirve comparar estadísticas en donde los equipos, entornos, dinámicas eran tan distintas a hoy?

Es lindo que Messi nos traiga la copa mundial; pero nuestra felicidad debe ser el hecho en sí y no el efecto que el mismo le produce a los otros, ¿no lo creen?

¿Maradona es más grande que Pelé?, en edad, en goles, como padre, como capitán, en recaudación… ¿en qué? Y, de ser así, ¿de qué sirve? ¿De qué sirve que los niños en las escuelas canten la canción, que expone valores que no son los que pretendemos como sociedad? ¿De qué sirve que un tema musical gire alrededor de la soberbia, odio, rencor, enfrentamientos…?

¿Podremos escribir un tema en donde alentemos con el corazón y seamos felices independientemente del resto? Prefiero la nobleza del “Vamos, vamos.. Argentina…” cuya letra es aliento puro, es apoyo, es pasión, es perseverancia.

¿Será la canción un efecto emergente del estado social en el que estamos viviendo en nuestro país? Es posible.

Los valores de Mascherano han sido un hecho que acaparó la mirada de periodistas, expertos en fútbol y gente de negocios. Mientras tanto, cuan si fuera una tortura china, la canción tribunera sigue haciendo lo suyo de forma casi invisible.

Pido disculpas y siento vergüenza por la canción.

4 thoughts on “ARGENTINA DECIME QUE SE SIENTE… Deja un comentario

  1. Gracias a todos por sus aportes. Todos los puntos de vistas definen la realidad, así que nuestra propuesta es la de dar un punto de vista que nos invite a la reflexión y (por qué no!) que nos inspire para generar el cambio hacia una mejor sociedad.

    El cántico puede ser una excusa, y es posible que también sea una consecuencia de algo mayor. Lo importante es saber que cada vez que cantamos una canción, repetimos una noticia o efectuamos alguna acción, es una consecuencia de un proceso interior. Y ese proceso se alimenta de varias fuentes. El conocimiento hace la diferencia y – ahora que lo hicimos consciente – somos agentes de cambio.

    En mi caso, opto por el “vamos, vamos…” un canto de apoyo positivo que va más allá de la competencia. Un abrazo cordial

  2. Estimado Diego, me alegro que hayas escrito esta nota y de algún modo también te digo gracias.
    Pero creo que debemos ser justos y con el mayor respeto y afecto te digo que tu mensaje encierra algo de ingenuidad.
    Observemos que curioso, el mismo día que los jugadores de la selección daban absolutamente todo en el partido; la ceremonia del día de la Independencia de nuestra querida Argentina, era presidida por un vicepresidente procesado (por causas públicamente conocidas), una presidente ausente….
    ¿De dónde viene la inspiración de los pueblos?? Ciertamente de sus líderes.
    ¿Quiénes lideran nuestra querida Argentina?? Aquellos jóvenes idealistas llenos de resentimiento a los valores que vos hablas y compartis en la nota, revolviendo el pasado para “liderar y crecer”….
    La canción es simplemente un resultado del proceso “anti-cultural” que estamos viviendo.

    Ciertamente necesitamos nobleza; conocer y hacer conocer muchos ejemplos que por sus valores nos inspiren a todos, es el desafío de emprendedores como vos.

    Pero creo que no hay nobleza si uno es ingenuo. Observemos cómo se ha utilizado a los jugadores de futbol, para la propaganda política…. y cómo estos se han dejado usar… ¿Dónde quedó la nobleza?

    Pues entonces miremos a nuestros argentinos con una mirada más cauta y leyendo entre líneas…

    El caso de las leonas es muy distinto….

    Gracias por permitirme participar

    Juan Pablo Pliauzer

  3. Excelente tu nota y totalmente de acuerdo con todo lo aquí expresado. Somos muchos los argentinos que sentimos diferente y tenemos una mirada diferente. Para alentar a un equipo no hay que desmerecer al oponente. Gracias por tu nota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: