Saltar al contenido.

Cuando la ingeniería se alía con el deseo de emprender

Si les pidiera que imaginen a un Ingeniero ¿Cómo sería? ¿Cómo se vestiría? ¿En qué tipo de lugar se imaginan que trabajaría? ¿Qué haría exactamente en su trabajo?.

Por Diego Pasjalidis, experto en estrategias e innovación. Autor de Inspiración Extrema.

Si hicieron este ejercicio, aunque sea de forma mental, probablemente concluirían lo que estadísticamente ocurre: un ingeniero es un hombre serio, de edad avanzada, con un traje azul, que trabaja en una fábrica… Pues bien, lamento comentarles que estos son paradigmas culturalmente adquiridos, y que distan de la realidad actual.

La ingeniería es la ciencia aplicada, y hoy no solo podemos “verla” en el proceso de una fábrica, sino en las comunicaciones, los alimentos, nuevos medios de transporte, drones, empresas de servicios, y emprendimientos.

De hecho, cada vez más jóvenes egresados de escuelas secundarias con orientaciones normalmente no asociadas a las carreras de Ingeniería, se orientan a estas disciplinas como parte del proceso de adquirir conocimiento para desarrollar sus propios emprendimientos.

En la carrera de Ingeniería Industrial de UADE, el 85% de los ingresantes provienen de una escuela “no técnica”, lo que demuestra un evidente interés de los jóvenes en perfeccionarse en conocimientos y habilidades orientados a diseñar, desarrollar y mejorar procesos. Además, es notable observar cómo las mujeres van conquistando un espacio cada vez mayor en una carrera normalmente asociada con lo masculino: poco más del 20% del total de alumnos de la carrera ya son mujeres.

A diferencias de otras ramas, la Ingeniería Industrial es la “ingeniería emprendedora” por excelencia, ya que prepara a los profesionales en las diferentes áreas que intervienen en un proyecto o proceso, dotándolos de herramientas comerciales, financieras y de gestión, más allá de la capacidad de análisis y resolución de problemas que posibilitan las ciencias duras.

De la creatividad a la Innovación

Estos dos términos están tan relacionados que hasta se utilizan como sinónimos. La creatividad es la capacidad que tenemos todos de generar ideas, de imaginar. Es una característica propia del ser humano. La innovación, por su parte, consiste en llevar esas ideas a la práctica. Es la creatividad convertida en un negocio, en una obra, en un producto, en un plato de comida.

El emprendedor se caracteriza por ser proactivo y creativo, a la vez que muchas veces su éxito se trunca por falta de conocimientos y habilidades de negocios. La formación ingenieril tradicional, por su parte,  hace fuerte foco en el conocimiento y análisis, en la práctica, dejando poco espacio para el pensamiento creativo. Tal vez esta sea la explicación del concepto de “estructurado” que todo ingeniero lleva consigo.

Pero el mundo cambió, y ser solamente creativo no asegura el éxito si no se pueden convertir las ideas en algo tangible, así como un muy instruido profesional no será un profesional destacado si no estimula su pensamiento creativo. 

En un estudio desarrollado por Inspirativa, se evidenció que los emprendedores son más creativos que los empleados con formación profesional, pero que estos últimos superan en innovación a los primeros, es decir, son más capaces de llevar a la práctica de forma más eficiente las ideas.

La creatividad, sí o sí, requiere del pensamiento analítico para poder convertirse en innovación, en algo viable y sostenible.

Algunos podemos ser inspiradores, otros creativos y otros innovadores. Algunos podemos tener una dosis de cada uno de estos componentes. Algunos expresamos cada uno de estos atributos en situaciones o momentos distintos, cumpliendo cada rol en escenarios diferentes.

Es justamente esta brecha entre imaginar y hacer en donde debe ubicarse la nueva generación de profesionales de la ingeniería para generar cambios reales en nuestra vida, economía o sociedad y – a la vez – nos habla de la importancia de la cooperación, el trabajo en equipo y de la diversidad, ya no solo como una cuestión de equidad, sino de necesidad de complementación para obtener más y mejores resultados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: